Get In Touch

RECETA DEL DÍA: PANCAKES DE AVENA

jueves, 12 de febrero de 2015

Si hay algo que valoro es el buen servicio… Ir a un restaurante o a un hotel y poder disfrutar de una carta variada o en el caso de los hoteles de un desayuno lleno de cosas ricas y recién preparadas!  Siempre pensaba: Que rico tener un chef, despertarme y encontrar todo listo. Y aunque todavía lo pienso (creo que nos pasa a muchos) he descubierto que puedo convertir mi cocina en un lugar lleno de experiencias para que cada mañana este cargada de buenos momentos.

Si,  Cada día procuro llenar mi mesa con platos  preparados con esmero y con amor. Cocino yo,  pongo la mesa,  juego a escoger los platos, las tazas, mis frasquitos para el jugo y sacar hasta la última cuchara que he coleccionado.  Transforma mi día? Sin duda… de hecho transforma mi vida.

Y en esta búsqueda permanente por transformar la cotidianidad a través de la cocina, el desayuno se convierte en el mejor momento para empezar a escribir el día. Los que me conocen saben que mi cocina huele a café desde las 7:00 am… antes está el extracto de frutas y verduras (que comparto casi siempre en mi instagram ) pero lo mejor viene después. No es que me acueste pensando que voy a preparar pero si es lo primero que hago al despertarme. Huevos, pancakes, arepas, avena, fruta, frutos secos, jugo, aguacate, queso campesino… No hay una carta interminable pero lo que preparo debe gustarme.

Y en días como hoy el olor a Pancakes me acompaña desde que abro los ojos. Los preparo tan rápido que se han convertido en habitantes frecuentes de mi cocina. Como yo cambio la receta cada vez que la preparo les comparto la que hice hoy en la mañana. No es que esconda algún secreto (las recetas se hicieron para compartir, no tienen dueño), es que no sigo ni mis propias recetas!

Ingredientes para 11 pancakes pequeños, 6 medianos o 4 grandes:

-          1 taza de avena en hojuelas
-          3 huevos
-          2 bananos maduros
-          1 cucharadita de canela
-          1 cucharada de semillas de chia
-          ¼ de taza de agua (la pueden reemplazar por leche)

La licuadora es la cómplice, en esta receta sin licuadora no hay desayuno!

Ponemos la avena en la licuadora y batimos hasta que las hojuelas se conviertan en harina. Apagamos para agregar todos los ingredientes, batimos a velocidad media hasta que todo esté bien incorporado. Sacamos la mezcla de la licuadora y dejamos reposar 5 minutos, acá está la magia porque las semillas de chia se encargan de unir todo y que quede con mejor consistencia. Qué pasa si no tenemos semillas de chia? Vamos a poner dos cucharadas de avena en hojuelas después de haber licuado.

Calentamos una sartén y le pasamos un trocito de margarina o mantequilla, si no tenemos vamos a untar una servilleta con aceite vegetal y cubrimos la superficie de la sartén (apenas para que quede brillante). Con una cuchara sopera añadimos una porción de masa a la sartén y dejamos que se dore, damos la vuelta y cocinamos. Así de fácil!

Yo sé que muchas personas que hoy nos leen pueden decir: Si no tienen azúcar, mantequilla, ni harina eso a que sabe! Quiero contarles que estos pancakes tienen  una consistencia increíble, no se pegan y quedan deliciosos… el banano aporta el azúcar y la avena es perfecta para reemplazar la harina en esta receta. Estos no son pancakes de dieta, porque en este hogar no nos gusta privarnos de nada… esta es una receta que nos ayuda a estar satisfechos, nos llena de nutrientes y de toda la energía que necesitamos para empezar el día. Podemos completar el desayuno con una manzana y un café. Van a estar felices! 








0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por hacer parte de este Hogar con tus comentarios y aportes