Get In Touch

RECETA DEL DÍA: HAMBURGUESAS DE FRÍJOL

jueves, 5 de febrero de 2015

Hoy escribo con una taza de café a mi lado, es la segunda del día y seguro habrá más. También hay música porque, como les he contado en otras ocasiones, me gusta ponerle banda sonora a mi vida… sin ninguna pretensión de ser trascendental ni nada parecido, solo creo que a veces necesito llenar de significado los días para que no se vayan sin recuerdos.

Y con todo esto lo que debería venir a continuación tendría que ser una receta de algo amasado, que lleve horas de preparación… algo lleno de historia. Y no, no necesariamente. Porque hoy escribo una receta cotidiana, que puede parecer totalmente contradictoria con mi idea de transformar el día a día. Hoy voy a escribir una receta que preparé el fin de semana: Hamburguesas de fríjol, y tengo que hacerlo porque las proporciones se me van a ir de la cabeza… y yo soy mi más fiel lectora gracias a una extraña condición que tengo en la que a veces puedo recordar con detalle un evento particular que ocurrió hace años, pero que hace imposible que recuerde la última película que vi… puedo guardar como una agenda ambulante donde encontrar cualquier cosa que alguien necesite, pero no recuerdo como logré una receta.

Vamos a la receta. Hamburguesas podemos comer en casi cualquier lugar, existen mil y una versiones, las hay baratas, caras, convencionales, clásicas, vegetarianas y es difícil encontrar alguien que no coma hamburguesas. Pues el fin de semana me moría por prepararlas pero no quería otra vez hamburguesas de carne y como amo los fríjoles y una amiga me había antojado, decidí transformar el menú y preparar hamburguesas de fríjol.

Ingredientes:

-          2 tazas de fríjol fresco
-          2 cebollas cabezonas rojas medianas
-          4 dientes de ajo
-          1 pimentón rojo pequeño
-          1 puñado de cebollín
-          1 huevo
-          ½ taza de miga de pan
-          Sal y pimienta

En la olla a presión ponemos los fríjoles, 1 cebolla cabezona cortada en cuartos y el ajo. Cubrimos con agua y cocinamos hasta que los fríjoles estén blandos. Escurrimos, sacamos la cebolla y los ajos y dejamos que se enfríen.


En un tazón mezclamos los fríjoles, la otra cebolla que hemos cortado en trozos muy pequeños, el pimentón cortado en cubitos, el cebollín picadito, el huevo y la miga de pan (al final les doy un secreto para que preparen la mejor miga de pan del mundo). Sin ningún reparo hay que usar la mano para mezclar todos los ingredientes, estará listo cuando tenga la consistencia de una masa, añadimos sal y pimienta negra y dejamos reposar 5 minutos. Cuando dejamos reposar todas las mezclas descansan del calor de la mano y la consistencia cambia.

Con la ayuda de un aro armamos las hamburguesas, si no tenemos hacemos una bolita y le damos forma. El siguiente paso es el más importante, vamos a tomar la hamburguesa o la bolita y la cubrimos con miga de pan, la estiramos hasta que parezca una hamburguesa. Otra vez el reposo, si no tenemos tiempo las ponemos en el congelador 3 minutos y están listas.


Calentamos una plancha y pasamos una servilleta con aceite vegetal, si tenemos aceite en spray es muy sencillo. Ponemos las hamburguesas y damos la vuelta cuando estén marcadas. Se cocinan en 5 minutos.

Para servir yo preparé guacamole y aros de cebolla roja caramelizados. Como las armamos? Vamos a poner el pan, que previamente hemos dorado en la plancha, organizamos las lechugas, la hamburguesa, una cucharada de guacamole, los aros de cebolla, tomate y queso. Pero saben que se me acaba de ocurrir? Podemos poner una cucharadita de crema agria (me muero). Ponemos la tapa y la hamburguesa está lista. Que si queda rica? Absolutamente increíble.

Esto va más allá de ser o no vegetariano, de consumir carnes rojas  o no hacerlo. Creo que mi propuesta es compartir con ustedes recetas reales, sencillas, que puedan saltar de la pantalla a la mesa y que se conviertan en un referente para comprender que la cocina más que una obligación es una posibilidad. Esta es mi comida real.

Miga de pan: todos los trocitos de pan duro que tenemos en la cocina van al procesador con dos dientes de ajo, una cucharada de orégano seco y una cucharada de pimienta.

Nunca les dije que estaba escuchando… acá les dejo para que se antojen.

 https://www.youtube.com/watch?v=OWKgHFFKA-c







0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por hacer parte de este Hogar con tus comentarios y aportes