Get In Touch

RECETA DEL DÍA: CHURROS

sábado, 31 de enero de 2015

Para cocinar no necesito nada más que abrir los ojos… para escribir el proceso es diferente, porque cuando escribimos dejamos pequeños pedazos de realidad estampados en una hoja. No me gusta revisar lo que he escrito porque siempre siento que pudo haber sido mejor, así funciona la vida cuando vemos atrás y sentimos que pudimos haberlo hecho diferente.  

No puedo simplemente escribir una lista de ingredientes y un procedimiento a secas, cuando escribo una receta entre tantas palabras se cuela mi vida, estoy sola con lo que soy y escribir se convierte en un espejo… y hay momentos en los que nos cuesta vernos o comprendernos. Yo nunca dejo de cocinar pero es posible que escribir me lleve más tiempo, hoy volví a escribir, volví con mi taza de café (que nunca me abandona) y decidí que esta historia merece continuar…

Tenía que regresar al blog con algo dulce… como descubro que quiero cocinar? Fácil, como soy súper antojada solo necesito ver una foto en algún lugar y listo! Es como mi motivador interno, como la porrista que llevo dentro. Estaba viendo fotos y se aparece un churro, reviso recetas en internet y empiezo a ensayar mi propia receta. Tengo que decirles que es terrible cuando sigo instrucciones y no me funciona, en serio alguien pone una receta incorrecta? Eso no tiene sentido para mí!

Después de ensayar y errar acá está el resultado. Para muchos churros vamos a necesitar:

-  1 taza y 3 cucharadas de harina de trigo
-  1 taza de agua
-  70 grs de margarina
-  3 huevos (pequeños) si son grandes yo creo que con 2 huevos está bien
-  1 cucharada de canela en polvo
-  1 taza de azúcar mezclada con 1 cucharada de canela en polvo
-  ½ litro de aceite

Hay que tener dos ollas medianas, mejor si son antiadherentes. En una  olla ponemos el agua y la margarina, cocinamos a fuego medio y cuando se mezclen bien (tenemos que ayudarnos con una cuchara de palo) agregamos la harina, como se pone? Completa en el agua, no hay que tamizarla. Batimos con fuerza para que no queden grumos y bajamos del fuego. Seguimos mezclando para bajar la temperatura y agregamos los huevos… Este es un momento de frustración porque pensamos que la mezcla se dañó, van a ver que queda como cortada, pero cuando las cosas parecen estar mal es cuando más energía debemos poner. Vamos a batir hasta tener una masa brillante y lisa (es divina) en ese momento ponemos la canela y mezclamos más.

Esta no es una receta complicada ni demorada, todo esto que les describí sucede en 5 minutos, por eso debemos poner el aceite en la otra olla y empezar a calentar. Como calculamos la cantidad de aceite? Depende el tamaño de la olla, yo prefiero una pequeña para no usar tanto aceite, pero debe llenar casi la mitad del recipiente. Calentamos a fuego medio alto y mientras está listo vamos a poner la masa en una manga con una boquilla de estrella, si no hay manga usamos una bolsa y le hacemos un piquito con la tijera.

Cuando el aceite está caliente agregamos la masa con ayuda de la manga y hacemos figuras (yo hice hasta corazones), se doran en 30 segundos, damos la vuelta y doramos el otro lado. Sacamos, escurrimos y ponemos sobre una bandeja. En una taza debemos mezclar el azúcar con la otra cucharada de canela, espolvoreamos los churros con esta mezcla. Parece mentira pero ya están listos!!!

Me sorprendió lo fácil y rápido que es preparar churros… la clave está en encontrar el punto de la masa. Como descubrí que es 1 taza de harina y 3 cucharadas más? Cuándo preparé la primera masa me quedó blandita, sin fuerza y al llevarla a la olla parecía un colador… se me ocurrió ponerle más harina y encontré la textura perfecta! Para hacerlo gráfico es exacta a la plastilina con la que juegan mis hijos.

Espero que esta sea una receta que les endulce muchos días… yo espero seguirme encontrando con el papel y compartiendo con ustedes esta historia.





0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por hacer parte de este Hogar con tus comentarios y aportes