Get In Touch

RECETA DEL DÍA: QUESO CON REDUCCIÓN DE BALSÁMICO

miércoles, 12 de marzo de 2014

Cuando nos invitan a una cena hay una pregunta escondida debajo de la mesa esperando para sorprendernos: Y que debemos llevar? ……!!! Vino? Pero cual vino. Tinto, blanco… la nueva estrella Rosé. Y si no les gusta? Y si no funciona con la comida? Entonces flores… Pero cuales flores? Y si la casa está llena de flores? Y si las odian? Ya sé, Un postre? Y si la dueña de casa ha preparado la receta de su familia durante dos largos días para sorprendernos con su mejor postre? NO. Cuán grande, solitario y agreste es el mundo cuando nos abandona frente a una invitación. Aun cuando sean amigos cercanos quienes nos abren las puertas de su hogar, la pregunta siempre está allí! Indefensa y escondida nos llena de dudas.

Esta receta tiene nombre propio… Verónica, una amiga a la que quiero y extraño muchísimo, me enseñó que la mejor forma de agradecer una invitación era llevar un plato para compartir preparado en casa con el mejor ingrediente que existe: La buena energía y disposición! Una noche de amigos, chimenea, vino y allí estaba esta receta que se convirtió en la protagonista de muchas cenas… Una entrada, esta es la receta que vamos a compartir hoy. Una entrada que se mezcla de manera perfecta con cualquier cena, que ha tenido una aceptación absoluta y  gran acogida, una receta sencilla y deliciosa.

Para 6 personas necesitamos:

-          200 ml de vinagre balsámico
-          3 cucharadas de azúcar
-          1 pimentón grande y rojo
-          1 taza de queso crema

Lo primero que hacemos es abrir las ventanas y puertas de la cocina, Por qué? En 3 minutos lo van a saber. En una olla mediana a fuego medio ponemos el vinagre y el azúcar, con la ayuda de una cuchara de palo revolvemos lentamente… y en este momento van a descubrir porque es importante ventilar la cocina. El vinagre se calienta y el vapor es capaz de llegar a nuestro cerebro! Así es  y como no podemos huir es mejor estar preparados. Dejamos hervir por 10 minutos.

Mientras el vinagre se reduce picamos finamente el pimentón, cuadros más chiquitos mejoran la salsa. Agregamos el pimentón a la reducción de balsámico y mezclamos, dejamos cocinar a fuego medio por 5 minutos más.  Nos vamos a encontrar con una salsa espesa y oscura… como un caramelo ligero.  Bajamos del fuego y dejamos que se enfríe.

En un plato hondo o en un tazón lindo ponemos el queso crema, prefiero los que tienen textura firme porque dan un buen equilibrio a esta receta. Agregamos la reducción sobre el queso y lo demás será un éxito! Acompañamos esta entrada con pan caliente, pequeñas tostadas y una copa de vino…Pero lo más importante es la buena compañía.  Es difícil reconocer los sabores porque todos se mezclan y de pronto aparecen sin avisar…

Cada vez que preparo esta entrada te recuerdo mi querida Vero… Esperamos compartir pronto muchas cenas e historias.  Gracias por regalarme esta receta, se ha convertido en un tesoro.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por hacer parte de este Hogar con tus comentarios y aportes