Get In Touch

RECETA DEL DÍA: PASTA CON ALBÓNDIGAS EN SALSA ROJA

lunes, 22 de julio de 2013

La pasta es una constante en mi mesa…  Todas las semanas,  por solicitud expresa de mis hijos, la preparo.  Pero no todo es perfecto en mi cocina, creo que si les preguntan a ellos  por las ventajas de tener una mamá que ama cocinar van a responder que son “Pocas”… y me cuesta contradecirlos porque además de tener en  la cocina mi mayor pasión se mezclan la fotografía, la estética de los platos, la organización de la mesa… y una preparación que normalmente podría tomarnos 45 minutos se extiende por horas!!! Así que el almuerzo pocas veces se sirve a la hora correcta…

Creo en los rituales de la preparación, creo en tratar cada ingrediente desde su perfección, creo en la música mientras cocino, retengo la experiencia a través de los sentidos, transmito lo que soy y lo que tengo; Y las horas pasan sin sentirlas.  

Durante la preparación están las fotos… encuentro en ellas la mejor herramienta para detener instantes y atesorarlos, me permiten compartir con ustedes mis recuerdos en la cocina, me permiten hablar en imágenes, en colores.   Porque las recetas siempre serán un pretexto para compartir sentimientos, experiencias y una forma de entender la vida. Porque cuando alguien se sienta en mi mesa pueden descubrir quien soy y que siento.

Después de todo esto que les he contado quiero presentarles una maravillosa receta: Pasta con albóndigas en salsa roja.  Si bien la preparación me llevo algo más de 3 horas estoy segura que ustedes la podrán preparar en una hora o menos.

Si amamos la  pasta es importante ser muy creativos para no repetir una y otra vez la misma formula,   por fortuna se lleva bien con todo!!! Tome entonces una receta que he probado muchas veces en un hogar en el que se rinde tributo todos los días al ritual de la comida. Allí Las albóndigas son servidas como plato principal acompañadas de arroz y ensalada, pero como les conté el plato solicitado era pasta y debía complacer a los más hermosos de mi hogar. 

Para cuatro personas necesitamos:

- 600 grs de Carne de res molida








Es importante que la carne este descongelada para empezar la preparación.  En una taza mezclamos la carne con el huevo, la miga de pan, el perejil, el ajo, la sal y la pimienta, cuando  todo esté integrado armamos pequeñas bolitas y las pasamos por harina.  Es una preparación que requiere un poco de paciencia al principio pero la práctica siempre ayuda para que cada vez resulte más fácil.  Vamos a obtener unas 20 albóndigas (4 o 5 por persona). 


En una sartén de fondo grueso calentamos 3 cucharadas de aceite vegetal, subimos el fuego y doramos las albóndigas por 5 minutos.  Es importante cuidar la temperatura del aceite para que no se vayan a quemar. Cuando estén doradas retiramos las albóndigas y las escurrimos en papel absorbente.


Cortamos las cebollas en cuadritos, los pimentones en tiritas (julianas), las zanahorias en rodajas y los ponemos a dorar por 10 minutos, a fuego medio, en la misma sartén en la que salteamos las albóndigas….en el fondo van a encontrar un verdadero tesoro: pequeños pedacitos de carne dorados que van a llenar de sabor las verduras, con una cuchara de palo mezclamos bien y despegamos todo lo que este en la sartén, mezclamos y dejamos que el fuego haga lo suyo.


Cuando todo esté dorado y crujiente agregamos el puré de tomate (toda la caja) y el cubo de caldo de gallina disuelto en una taza con agua, mezclamos de nuevo y dejamos hervir a fuego medio por 10 minutos, cuando la salsa este un poco más consistente agregamos las albóndigas, tapamos y dejamos cocinar por 15 minutos más…. Mientras la salsa se llena de sabor y se vuelve más y más brillante ponemos a cocinar la pasta.  Siempre respeto el tiempo que sugieren en el empaque y, siguiendo los consejos de Buddy Valastro, dejo el agua tan salada como el agua del mar… así tendré una pasta llena de sabor.


Bajamos del fuego la salsa, escurrimos la pasta  y ponemos todo en una fuente.  Definitivamente un maravilloso plato para compartir, para brindar, para disfrutar en un día frío   Espero de nuevo que la disfruten, tengo que agradecer a la vida y sus maravillosas coincidencias por permitirme disfrutar de mesas generosas que me regalan sus recetas… Si tiene recetas que quieran compartir  con nuestro hogar son todas bienvenidas!!! 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por hacer parte de este Hogar con tus comentarios y aportes