Get In Touch

RECETA DEL DÍA: POLLO TOSCANO

jueves, 23 de mayo de 2013
“Comer es intimar y esta tan profundamente arraigado en ti que toda tu vida resulta afectada por ello” OSHO


Celebrar un nuevo año, celebrar la vida, es para mí el mejor momento para regalar a través de las manos… no hay nada más íntimo, real y honesto que cocinar para tu familia, para las personas que son significativas y determinantes en tu camino… por eso cocinar es un sentimiento, te lleva a un estado de arraigo con la tierra y con lo instintivo que permite que nos reconozcamos en historias pasadas, presentes y posibles… Esta receta la encontré en un blog que se llama Our History, es un reflejo honesto de la cotidianidad y del valor de cada momento de una pareja que comienza a soñar. Esta receta increíble me reconforta y me reconcilia con la cocina simple y poderosa… con la comida íntima.

Esta pasta requiere paciencia y amor para prepararla, si le damos el tiempo suficiente cada ingrediente desempeñará su papel fundamental y tendremos como resultado una salsa cremosa y deliciosa!


Para 6 personas necesitamos:

-          3  pechugas pequeñas deshuesadas y partidas en dos
-          1 lata pequeña de puré de tomate (en esta ocasión use uno de la marca Hunts)
-          1 lata de corazones de alcachofa partidos en cuatro pedazos
-          4 tomates cortados en pedazos grandes
-          1 cucharada de ajo picado
-          2 cucharadas de harina
-          1 cucharada de azúcar
-          200 grs de queso mozzarella rallado
-          1 libra de pasta
-          Albahaca
-          Sal y pimienta

En un tazón mezclamos los corazones de alcachofa, los tomates, el ajo, el azúcar, la harina y mezclamos con las manos.



En una refractaria ponemos el puré de tomate con un poco de pimienta.



Ponemos los filetes de pechuga  sobre la salsa de tomate, sal pimentamos y agregamos con cuidado la mezcla de tomates y alcachofas.  Cubrimos la refractaria con papel aluminio y llevamos al horno a 250 grados centígrados por 1 hora.


Retiramos el papel, agregamos el queso sobre las pechugas y bajamos la temperatura del horno a 180 grados centígrados, llevamos al horno por 10 minutos o hasta que dore.


Mientras se gratina el pollo cocinamos la pasta (siguiendo las instrucciones de la caja), escurrimos y llevamos a una fuente.

Sacamos del horno, agregamos las hojas de albahaca y servimos el pollo y la salsa sobre la pasta…no me queda más que decirles que esta salsa es increíble además de resultar muy sencilla de preparar.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por hacer parte de este Hogar con tus comentarios y aportes