Get In Touch

RECETA DEL DÍA: ARROZ

martes, 2 de abril de 2013


El arroz… Tantas cosas que podemos decir del arroz, pero hoy me voy a limitar a los recuerdos del plato más sencillo y generoso que creo existe en la cocina.  Todas mis memorias de infancia me llevan al arroz, el arroz en los tamales, el arroz con salsa de tomate, el arroz con huevo frito, el arroz chino, el arroz con pollo, el arroz con salsa negra.  El arroz acompañando todo como un protagonista que cede su lugar y actúa como si fuera secundario, pero sin el muchas historias estarían inconclusas.

Muchas veces fijamos la atención en la preparación de platos complejos y muy elaborados, hoy quise rendir homenaje a un plato que siempre está presente en la mesa de todas las familias… un plato que vale la pena elaborar con esmero, un plato sencillo, un plato con sello de Mamá.

Hoy les daré las porciones que uso a diario en mi casa, y aunque somos pocos siempre logramos que desaparezca, si tienen una comida grande les va a funcionar, si necesitan preparar una menor cantidad es muy fácil cambiar las proporciones de la receta.
Para 6 personas necesitamos:

-          2 tazas de arroz (yo las mido en los pocillos para chocolate de la vajilla Corelle)
-          4 tazas de agua tibia
-          1 diente de ajo
-          ½ cebolla cabezona
-          Jugo de ½ limón
-          3 cucharadas soperas de aceite
-          Sal al gusto

Para preparar el arroz debemos escoger una olla mediana, si podemos usar siempre la misma olla es mucho mejor, de fondo grueso. Ponemos a calentar a fuego medio el aceite, agregamos la cebolla, el ajo y doramos sin dejar de revolver.  Añadimos el arroz, la sal, el jugo de limón y dejamos que se mezcle bien con el aceite.  Agregamos el agua tibia, mezclamos una vez más y dejamos hervir. Cuando el agua se haya evaporado y veamos los ojitos que se forman en la superficie del arroz, tapamos la olla y bajamos el fuego al mínimo.  Cocinamos 15 minutos y usamos la vieja pero efectiva técnica de probar el arroz, si esta suave apagamos y esperamos 5 minutos para que termine de cocinarse con el vapor.

Que vamos a obtener… Un arroz esponjoso, suelto, brillante y muy blanco.  El arroz solo o acompañado siempre será una comida perfecta.  Esta es mi receta de siempre, es la receta de muchos, pero vale la pena recordar y practicar.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por hacer parte de este Hogar con tus comentarios y aportes