Get In Touch

VARIEDADES DEL TÉ: TÉ VERDE

lunes, 21 de enero de 2013


Todas las variedades provienen de la misma planta –es maravillosa-, la diferencia entre cada una de ellas la encontramos en el proceso posterior a la recolección, proceso que incluye las fases de: secado, enrollado, fermentación y conservación.



El té verde es la variedad más popular dentro de la familia del té, sus propiedades medicinales y su aporte al bienestar general hacen de esta una de las variedades más consumidas y apreciadas en el mundo entero. Que propiedades debemos conocer si o si: reduce el riesgo de cáncer, actúa como antioxidante, mejora la calidad de la piel y el pelo, evita las enfermedades cardiacas, algo más? Si, evita los cambios de temperatura durante el periodo de la menopausia, y hay más.

Bien, después de toda estas bondades – que nos dejan sorprendid@s- podemos conocer el proceso de elaboración del té verde, proceso que determina su calidad, aroma y beneficios. Las hojas de la planta del té se secan, se enrollan y se exponen a tratamientos de calor o vapor para destruir las enzimas y evitar la fermentación o descomposición de la hoja, razón por la cual su sabor es suave y aromático.

1. El té verde no se debe preparar con agua hirviendo porque se pone amargo y puede perder sus propiedades – son muchas-, la temperatura ideal del agua está entre los 60-80 grados centígrados.

2. Después de 3 minutos en infusión debemos retirar las hojas del agua y servir el té. Tener esta precaución nos garantiza que no vamos a percibir notas amargas en la bebida.

3. El té verde contiene cafeína, sin embargo no es un porcentaje por el que debamos alarmarnos, los niveles de cafeína que encontramos en el té verde son muy bajos frente a los niveles del té negro y el café.

4. Debido a su fresco y suave sabor, el té verde por lo general se toma solo, no se acompaña con azúcar.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por hacer parte de este Hogar con tus comentarios y aportes